martes, 5 de mayo de 2009

El Tiempo Maya (Parte II)

¿Quién no ha querido ir alguna vez a ver las majestuosas pirámides mayas?
¿Quién no se ha preguntado alguna vez cómo se construyeron?
¿Quién no se ha cuestionado para que se levantaron?

Hoy voy a tratar de arrojar algo de luz a este gran misterio y en especial a esta última pregunta.
Todo tiene que ver con el calendario maya, ya veréis...

Hay una pirámide de entre las muchas construcciones mayas que destaca y no precisamente por su tamaño, pues en comparación con las pirámides de Egipto o incluso con las pirámide de Tikal (69.7m) es una construcción más bien pequeña. Sin embargo hay algo que la hace especial y es que está pirámide está llena de simbolismo calendárico; me explico:

Esta pirámide representa en realidad co gran detalle el concepto temporal de los mayas pues no deja de ser un calendario:

El templo de Kukulcán cuenta con cuatro escalinatas, cada una de ellas tiene 91 escalones, de esta forma suman 364 y considerando la plataforma superior del templo tenemos un total 365 unidades que representan los días del Haab (que recordemos era consta de 18 mese de 20 días)
El templo tiene 9 niveles o basamentos, si se observa de forma frontal cualquiera de las fachadas, al tener al centro de la vista la escalinata, se puede multiplicar el número de basamentos x 2, dando como resultado el número 18, correspondiendo así a los 18 uinales del Haab. En el templete superior de la pirámide existían 5 adornos o almenas en cada fachada, de esta manera se tenían 20 almenas que representan los 20 días o kines de cada uinal. En cada fachada, en el peralte de cada basamento se encuentran paneles en bajorrelieve, en el nivel más alto son solamente dos paneles, y los otros ocho basamentos cuentan con tres paneles, de tal forma que 3 x 8 = 24 + 2 = 26 paneles, que sumados a los otros 26 paneles del lado opuesto de la escalinata nos dan un gran total de paneles por fachada de 52, es decir representan los 52 ciclos del Haab en la rueda calendárica. Como ornamentación el edificio tiene 260 cuadrángulos que coinciden con el número de días de el calendario Tzolkin.

De esta forma, y acorde a los calendarios utilizados por los mayas, se puede deducir que la pirámide no solamente esta dedicada al dios Kukulcán, sino que también observa la cuenta del tiempo dando particular relevancia a sus ciclos.

De aquí se puede extraer de nuevo la gran importancia que le daban los mayas al calendario y al tiempo que ellos concebían como cíclico.

He aquí la fachada nor-noreste del templo de Kukulcan:


En el inferior de la escalinata central se observan dos cabezas de serpiente emplumadas adornando el inicio o final de los balaustres o pretiles.

Y lo dejo aquí porque otro día hablaremos de estas cabezas de serpiente que guardan un gran misterio que merece un análisis a fondo.

Espero que os haya gustado y que hayáis aprendido algo nuevo.
Hasta la próxima y a ver si nos animamos a comentar algo o ha participar en las encuestas...(Si es que alguien lee esto)

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Gexcelebte info!! Gracias gracias gracias !!

    ResponderEliminar
  3. Gexcelebte info!! Gracias gracias gracias !!

    ResponderEliminar